¿Donde sera el 5to MAB?

Mar Oct 19, 2010 8:33 pm por Bimago

Estamos a menos de una semana para el inicio del Budokai, la mayoría se encuentra emocionado por participar, lo cual me alegra. Ahora, necesito sus opiniones sobre dónde realizar la competencia.



Comentarios: 2

Últimos temas
» Crea un blog dinamico para tu webcomic sin saber programacion
Jue Nov 01, 2012 6:33 pm por Neoverso Comics

» Volverlo a hacer
Sáb Abr 21, 2012 6:46 pm por AngelCou

» para amantes del comic (tutorials DVDs)
Dom Sep 25, 2011 11:02 pm por Bimago

» Divoblogger: el olimpo de los blogueros
Dom Sep 25, 2011 10:50 pm por Bimago

» Conociendo a: 506ART
Dom Sep 25, 2011 10:28 pm por Bimago

» Conociendo a: Latino anime-manga OC
Dom Sep 25, 2011 10:13 pm por Bimago

» COINCOMICS
Dom Sep 25, 2011 10:02 pm por Bimago

» Concurso de dibujo y creatividad - Diggers.
Vie Jun 10, 2011 2:15 pm por TheXion

» ARGUEDAS GALERIA VIRTUAL 2009
Vie Mayo 13, 2011 11:06 am por ARGUEDAS

» TITANES PLANETARIOS
Sáb Abr 16, 2011 1:54 pm por thebestcomics2010


Perfil psicológico de un personaje: Batman (2): Adolescencia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Perfil psicológico de un personaje: Batman (2): Adolescencia

Mensaje por Neoverso Comics el Sáb Ago 23, 2008 11:01 am

Batman es, quizás, uno de los personajes más famosos del comic y uno de los que gozan de una mayor riqueza biográfica gracias a la larga lista de guionistas que han querido aportar multitud de detalles a su historia personal, no sólo como superhéroe, sino como Bruce Wayne propiamente. A partir de todo lo mostrado en los comics, intentaré narrar un estudio psicológico de Bruce Wayne, tratando de comprender quién es él y cómo llegó a ser más allá de la mera razón de “para combatir el crimen”.
He aquí la continuación.

Inteligente como pocos, Bruce pronto entendería que su propósito le obligaría a realizar tareas muy por encima de las capacidades de un humano corriente, por lo que dedicó buena parte de su vida a prepararse para ello. En un primer momento, quizás aún llevado por cierta inmadurez, estudió criminología donde pronto, para apartar de su lado cualquier posibilidad de estrechar lazos de amistad, se granjearía la fama de mujeriego y hombre superficial, que le proporcionaría la soledad y tiempo necesarios para su preparación.



Cuando comprendió que aquellos conocimientos eran realmente exiguos y que por su carácter le resultaría imposible formar parte del entretejido que conforma un organismo federal, con sus normas y jerarquías que él jamás aceptaría, se alejaría de su país para ir un paso más allá.

Aprovechando que el dinero no le faltaría, recorrió el mundo en busca de aquellos expertos mundiales que pudieran aportar cualquier cosa útil en su propia guerra: conocimientos en explosivos, artes marciales, conducción temeraria, criminología, etc. Contrató, engañó o alquiló los servicios de gente de muy variado pasado, por turbulento que éste fuera, siempre que le pudiera ser útil.



Regresaría a Gotham años después, pero su ciudad natal se habría convertido en una cloaca donde las bandas mafiosas campaban a sus anchas y donde el comisario de policía resultaría tan corrupto como los demás. Aquella era una ciudad sucia alzada sobre la podredumbre y los orines de sus ciudadanos, pero Bruce aún guardaba los recuerdos, quizás idealizados, de cuando era niño e iba acompañado por sus padres por lo que creía la mejor y más bonita ciudad del mundo. Aquel choque entre lo que recordaba –probablemente distorsionados por el tiempo, pero con un fondo muy real– y lo que encontraría, serían el último paso que necesitaba dar. Sabía lo que quería hacer, pero aún no cómo hacerlo.

En su primera incursión nocturna, con una chaqueta militar y una cicatriz falsa en el rostro –los indicios de un primer disfraz poco elaborado– descubrió que no bastaba con ser un maestro del combate o tener una voluntad de hierro. En su día fue un niño indefenso ante un ladrón callejero, pero ahora era también un mero humano que jamás podría derrotar a media docena de pandilleros a los que se sumarían los policías que confundirían todo con una mera reyerta callejera. Malherido por aquellos a quien quería socorrer, Bruce Wayne regresaría a su reabierta mansión desilusionado y frustrado. Llevaba años preparándose para aquel día, para honrar a sus padres y evitar la creación de nuevos huérfanos como él lo fue, pero había sido en vano. Le faltaba algo y no sabía qué.

Sentado en el butacón donde su padre le recitaba cuentos años atrás, hundió los ojos en la oscuridad de la sala en busca de una solución que llegaría casi como un milagro: un pequeño murciélago escapado de alguna cueva próxima le sobresaltó y así tuvo la inspiración que necesitaba. Vestido con un traje de murciélago, se convertiría en una leyenda urbana que pocos creerían cierta. Sus colores oscuros, casi negros, le confundirían con las sombras hasta hacerle indistinguible de la noche, convirtiéndose en una figura que asustaría a los enemigos.



Una vez más, aquí se pone de manifiesto el estrecho lazo entre Bruce y su padre. Es a su padre a quien parece pedir ayuda cuando se halla malherido y la casualidad hizo que recordase una mera anécdota de su infancia cuando, en una fiesta de disfraces, Thomas Wayne se pondría un traje de hombre murciélago que pronto despertaría el temor del niño, aún cuando supiera quién se escondía tras la máscara. Como un ejemplo a seguir, Bruce Wayne recrearía aquel suceso para hacerlo propio, aprovechando además la gigantesca cueva sobre la que descansaba la mansión Wayne y que descubriría de niño, un perfecto escondite donde podría situar la base de operaciones así como albergar los vehículos que podría necesitar para sus desplazamientos. Siempre es su padre la figura a la que acude buscando ayuda, consuelo y perdón.

Como detalle final, indicar que la forma de entrar en la misma, su Batcueva, es situando las agujas de un reloj de péndulo en la misma hora en la que morirían sus padres, lo cual es un indicativo más de hasta qué punto aquel trágico hecho le ha marcado para siempre, dejándole anclado a un momento del pasado que se repite y se repetirá eternamente, un claro indicativo del trauma indeleble que supuso aquel suceso.


Fuente: Carlos Martí
avatar
Neoverso Comics
Almighty Master of the Neoverse
Almighty Master of the Neoverse

Masculino Post : 720
Edad : 37
Fecha de inscripción : 07/07/2008

Ver perfil de usuario http://bimago.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.